Festival Carballo Interplay

Nace como el primer festival de webseries del Estado y a partir de su segunda edición se constituye como un festival de contenidos digitales siempre atento a los nuevos lenguajes, englobando nuevas propuestas y maneras de entender la narración y la cultura audiovisual en su relación con la red, que es un medio en continua transformación.

Profesionales del mundo digital y audiovisual de diferentes ámbitos se dan cita en cada edición, al tiempo que plataformas, canales y empresas asisten a la ZONA PRO del Festival, convirtiendo a Carballo en la punta de lanza de la creación digital.

Voces que cuidan

Archivo sonoro que recoge las luchas y testimonios de las trabajadoras del hogar, limpieza y cuidados del territorio valenciano. Tratando de imaginar un espacio-tiempo donde subvertir la realidad, propone situar la vida y los trabajos que la sostienen en un lugar protagonista, para articular este archivo mediante el encuentro y la conversación. Es en la sonoridad de la voz donde encuentra la materia prima que activa el contenido, practicando la transmisión oral, y apelando a la capacidad de habla y escucha como mecanismo para compartir y transmitir conocimientos.

Digital Rural Lab

Espacio de pensamiento que integra arquitectura, ingeniería, urbanismo, paisaje y diseño. Atiende al medio rural y su transformación en el encuentro con las tecnologías digitales. Entiende las zonas rurales como una oportunidad para combinar cultura vernácula e innovación tecnológica. Desde 2018 tiene sede física en el entorno rural de Chinchón, a 45 km de Madrid.

Arquitecturas de la memoria

App de geolocalización para componer una cartografía de recuerdos vinculados al espacio público. También es un proceso de encuentro con los mayores de una comunidad, mediante el cual poner en valor la memoria colectiva como fuente de patrimonio inmaterial del territorio. La app propone un proceso pedagógico de acercamiento de estos contenidos a los más jóvenes a través de las tecnologías, pero recuperando el concepto de oralidad para favorecer el diálogo intergeneracional. Permite además que una comunidad genere su propio relato en primera persona y de manera participativa.